¿ITAMA o Correccional?

  Los adolescentes o niños comenten ilícitos de gran magnitud con la creencia de que  pueden burlar con facilidad a las autoridades. Tienen una mente que todavía no madura y por eso son presa fácil de los carteles del narcotráfico, quienes aprovechan su edad y  la facilidad con la que se les puede manipular para que de esta forma puedan cometer actos violentos como cualquier adulto sin tener que purgar la condena que podría pasar una persona adulta en la cárcel.

El ITAMA (Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para el Adolescente)  fue creado por Secretaría Ejecutiva de Seguridad Pública  con el objetivo de alcanzar el mejoramiento de la conducta del joven y su reintegración a la sociedad con tratamientos que conforman sesiones psicológicas, capacitación para el trabajo, educación, deporte así como  actividades sociales y culturales para su formación integral.  Los padres tienen que firmar por escrito el permiso de algunas actividades como la toma de medicamentos, corte de cabello e inclusive les es permitido llevarles comida, pero por supuesto examinada por los custodios.

 

 Ahí mismo se encuentra el Juzgado de Primera Instancia Especializado en Justicia para Adolescentes del Segundo Circuito con Residencia en Cócorit, a cargo de la Juez Dora Inés Moreno Arvizu quien trata cada uno de los casos de jóvenes infractores que llegan a ITAMA.

Para que los jóvenes no se sientan abandonados, les es permitido que tengan visita los domingos, y en caso que sea una ocasión especial se tiene que contar con un permiso previo de la autoridad.  ITAMA no es una cárcel  por ley, no puede serlo, pero se parece mucho, lloran, duermen y sufren jóvenes que han cometido actos violentos o han delinquido hasta hartarse.

 

¿Cuáles son las diferencias entre el consejo tutelar y una correccional?

 El consejo tutelar para menores es la instancia en donde son depositados los menores que han cometido una acción tipificada entre los adultos como delito, al ser recluidos ahí quedan bajo el patrocinio de un consejo mismo que decide sus futuro ahí mismo, en este no intervienen abogados defensores ya que el mismo consejo vela por los intereses de la sociedad pero sobre todo por los intereses del menor infractor, una correccional es la cárcel en donde se recluye a los acusados de cometer faltas administrativas y que no pueden estar recluidos más de 36 horas, y tampoco podrían estar en las cárceles municipales.

El ITAMA es una correccional para menores, pero sus gruesas rejas retumban con la misma gravedad que los de un presidio de adultos. Los altos cercos de la  “cárcel” para niños y adolescentes que existe en Cd. Obregón  con más de 80 internos están coronados por interminables espirales de alambre de espino, tal fortaleza se alza en las afueras de Cocorit, Sonora.

Información adicional